Blog AK Digital

Cámara térmica portátil, crea entornos de trabajo seguros

La cámara térmica portátil es un elemento ideal para evitar contagios y crear un ambiente de trabajo seguro durante la nueva normalidad. 

El Covid-19 ha detenido por periodos la movilidad mundial, sin embargo, esto no puede durar para siempre. Por ello, se está implementando la nueva normalidad que implica el regreso a las actividades y labores en algunos países.

Aunque no significa que debamos prescindir de las medidas sanitarias, pues se debe evitar a toda costa la propagación del virus por medio del distanciamiento social y la detección de posibles infectados, antes de que entren en contacto con otras personas en los sitios concurridos como los centros de trabajo.

La mayoría de las compañías y sus empleados de todos los sectores se están preguntando cómo podrán retomar sus actividades sin ponerse en riesgo y respetar las medidas sanitarias. ¿Es posible reactivar la economía y reducir los contagios de coronavirus?

Si lo es, ya se ha visto en países como China, que han logrado controlar la epidemia y retomar sus labores diarias. La clave es crear entornos de trabajo seguros para reducir el riesgo en oficinas, fábricas, escuelas, aeropuertos, estaciones, etc.

 

¿Qué están haciendo las empresas para garantizar la seguridad en sus instalaciones?

Además del distanciamiento físico, se provee de materiales y productos sanitizantes, se implementa la rotación de turnos para reducir la convivencia, habrá un regreso escalonado de los empleados y se monitorea de forma constante las situaciones que puedan incrementar el contagio del virus.

Y gracias a las herramientas tecnológicas, existen mejores sistemas de seguridad para supervisar las áreas concurridas. Por ejemplo, las entradas de los edificios, antes de abordar un avión o autobús, sistemas de vigilancia dentro y fuera de las infraestructuras y más.

La tecnología nos ayuda a contener con mayor eficacia la actual crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, algo que no teníamos en pandemias anteriores.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la fiebre es uno de los principales síntomas, por lo que es fundamental identificar a las personas que presenten una temperatura alta o que no porten cubrebocas, antes de ingresar a cualquier sitio. ¿Cómo reconocer estos síntomas de forma eficiente? La cámara térmica de detección de temperatura es la respuesta. 

 

La tecnología termográfica para sistemas inteligentes de vigilancia

Una de las formas más sencillas para verificar la temperatura de las personas es a través de los termómetros digitales. Pero, este procedimiento tiene ciertas desventajas, solo se puede tomar la temperatura a una persona a la vez y puede producir un aglomeramiento.

Sin embargo, hay otra herramienta tecnológica más eficaz para identificar qué personas tienen fiebre: las cámaras termográficas. ¿Cómo funcionan y cómo ayudan a crear un entorno de trabajo seguro?

Gracias a sus funciones como cámaras convencionales, son capaces de detectar tanto objetos como personas y sus sensores térmicos integrados miden el espectro de calor que expulsan uno o varios cuerpos, mostrando los grados de temperatura con un margen exacto según se calibren. 

Al mismo tiempo, este tipo de cámaras conforman una solución tecnológica y digital al trabajar como un sistema de seguridad inteligente. 

 

Beneficios de la cámara termográfica y qué opciones hay en el mercado 

La mayoría de las cámaras termográficas tienen la capacidad de operar con un software de gestión y monitoreo en tiempo real, integrar inteligencia artificial para reconocimiento facial, alarmas ante la presencia de fiebre y precisión de medición gracias al Blackbody.

Entre las más sencillas y prácticas está la cámara térmica portátil. Es capaz de identificar la temperatura de las personas desde 1.5 metros de distancia, ideal para cumplir con la medida establecida de distanciamiento.

Puede utilizarse de forma manual por un guardia o personal de seguridad, o colocarse de forma fija en un soporte y conectarse al software de monitoreo en una computadora. Ideal para colocarse en las entradas, como en el punto de acceso a tu oficina, en la que normalmente entra una cantidad de personas moderada.

Por otro lado, las cámaras termográficas tipo bullet tienen otras características que las hacen más eficaces para sitios con mayor aglomeración de personas. Miden la temperatura a partir de los 3 y 9 metros, incorpora la detección de rostros (face-detection) y una alarma que se activará en cuanto un rostro tenga una temperatura elevada a los 37 °C.

Te puede interesar: Tipos de cámaras termográficas, todo lo que debes saber

 

¿Cuál cámara termográfica es mejor?

Probablemente te estés preguntando qué herramienta es la ideal, si la cámara termográfica portátil o la tipo bullet. La respuesta es depende, pues debes considerar cuáles son tus necesidades de negocio y el tipo de espacio en el que se utilizarán.

Para espacios más reducidos y con menor volumen de personas, la mejor opción es la portátil. En cambio, para espacios más amplios a los que acceden más personas serán más útiles las bullet, puesto que son capaces de tomar con precisión la temperatura al instalarse a 2 metros de altura.

Esta última, cuentan con face-detection para captar la temperatura de hasta 30 rostros a la vez, además del Blackbody.

Aunque ambas cámaras comparten la necesidad de una calibración adecuada para reducir el rango de error. También, deben integrarse al software de gestión y monitoreo para almacenar datos biométricos y reconocer los rostros antes detectados, de modo que sean capaces de reconocer a tus empleados y diferenciarlos de los clientes.

 

Se deben calibrar y establecer los límites de espacio adecuados

La clave para que las cámaras termográficas sean capaces de funcionar al cien por ciento es la calibración, así cuenten con todas las aplicaciones disponibles.

Es necesario configurar y establecer los rangos máximos y mínimos de la temperatura que medirán para que puedan identificar y activar la alarma al toparse con algo fuera de los parámetros.

Por otro lado, es importante delimitar el espacio en donde pasan las personas como los pasillos. El sistema de las cámaras necesita estar aislado de otros agentes atmosféricos que afectan la medición de la temperatura corporal.

Finalmente, la mejor recomendación es contar con el soporte técnico e instalación de técnicos expertos, servicios que incluyen las empresas proveedoras para que tu cámara térmica portátil tenga la mejor calibración, configuración y disposición.

Nuestros expertos pueden ayudarte a elegir e instalar tu sistema de cámaras, no dudes en contactarnos y solicitar una consultoría gratuita.

Nueva llamada a la acción

 

Entradas recientes