Blog AK Digital

Cámaras termográficas: 5 características clave que debes considerar

Las características de las cámaras termográficas pueden ser muy variadas. Conoce los criterios que debes contemplar para elegir la opción ideal. 

Hoy en día, las cámaras termográficas ya están disponibles para uso comercial en múltiples industrias, sobre todo, bajo el contexto actual del covid-19 donde se ha vuelto importante y casi imprescindible la medición de temperatura.

Esta tecnología no sólo ayuda en el ahorro de energía, mantenimiento de maquinaria y hasta en procedimientos médicos. Actualmente, son una gran ventaja para prevenir más contagios, pues ayudan a identificar personas que presentan fiebre, sin necesidad de contacto y de forma automática.

Muchas empresas las han instalado para reducir situaciones de riesgo. Al utilizarlas como sistemas de vigilancia inteligente, gracias a sus adaptaciones de inteligencia artificial y su conectividad a distintos softwares de análisis y gestión de datos.

Sin embargo, para muchos compradores puede ser un verdadero reto encontrar la cámara termográfica ideal, pues varían mucho entre sus características y en empresas proveedoras. Descubre a continuación cómo elegir la mejor para tu negocio.

 

3 Criterios fundamentales antes de adquirir una cámara termográfica

Usualmente, cuando vamos a comprar herramientas tecnológicas, buscamos lo que nos prometa accesibilidad, calidad y durabilidad. Tres aspectos que también son básicos al momento de adquirir y aprovechar las ventajas de una cámara térmica.

De nada sirve comprar algo que no se puede utilizar bien o que tenga un precio bajo pero que durará por poco tiempo. Hacer una buena inversión, en el producto adecuado, hará que obtengas los mejores resultados.

Ahora bien, estas son las características de la cámara termográfica más importantes que debes considerar: 

 

1.  Establece tus necesidades

El modelo de la cámara influye incluso en el tipo de medición de temperatura que se realiza. Hay que elegir la que más se adecue a las necesidades de tu empresa.

Las más sencillas pueden utilizarse para verificar zonas que no cuenten con aislamiento térmico o para comprobar el estado de equipos o componentes electrónicos.

En cambio, se recomiendan las cámaras térmicas más avanzadas para realizar análisis de energía o recolectar mediciones de temperatura muy específicas, como en el caso de identificar a personas con fiebre debido a la pandemia. 

 

2.  Considerar la afluencia de personas a las que debe monitorear

Por otro lado, influye la capacidad de las cámaras termográficas y cuantos objetos o personas puede captar a la vez. Algunas, gracias al reconocimiento de rostros, miden hasta 30 personas a la vez.

Tarea que los dispositivos más sencillos son incapaces de hacer. Entre las cámaras más avanzadas hay diversas variantes entre el tipo de inteligencia artificial, Blackbody y su acceso a software de gestión y monitoreo.

¿Qué tipo de cámara termográfica requiere tu empresa para contener el Covid-19? Dependerá de la cantidad de tu personal. En una empresa pequeña podría utilizarse hasta una portátil. En fábricas y sitios públicos, donde ingresan miles de personas al día, son más recomendables las fijas, como las tipo domo o bullet.

 

3.  Calidad y precio convenientes a tu presupuesto

El factor decisivo para invertir en las cámaras termográficas es el equilibrio entre la calidad y precio del dispositivo. Aunque los beneficios del producto o los requerimientos de tu negocio pueden inclinar la balanza y llevarte a invertir de más, será una decisión acertada.

¿Qué hace que una cámara termográfica sea de calidad? Aquellas que tienen mayor resolución de píxeles, están calibradas correctamente para medir la temperatura y cuentan con un software que interpreta y analiza la información.

La mayoría incluyen las 3 características juntas, sin embargo, deberás priorizar aquella que te resulte más funcional y satisfaga las necesidades de detección de temperatura.

 

Características más relevantes de los dispositivos de detección de temperatura

Encontrar las cámaras termográficas con estas características te asegurará los mejores resultados para tu negocio. Tenlas en mente al momento de cotizarlas con las empresas proveedoras.

 

1.  La calidad de su resolución

Este tipo de cámaras no son para capturar imágenes de alta calidad. Sin embargo, es un hecho que necesitan una buena resolución para que el detector de calor tome con precisión la temperatura de los objetos.

Como recomendación, no debe tener una resolución menor a los 384 x 288 píxeles. La medida clave es 640 x 480, es suficiente para dar una medida precisa, respetando la distancia recomendada. A mayor número medirá la temperatura más lejos y a más objetos.

 

2.  Duración de la batería

La duración de la batería es importante, en especial para las cámaras térmicas portátiles. Considera su tiempo de carga por las horas en las que serán utilizadas. Así te aseguras que estén activas en el momento en que las necesites.

Las más recomendables son las cámaras con baterías de litio, ya sea recargables o no, pueden durar desde 4 hasta 7 horas de uso continuo. En todo caso, es un aspecto importante del cual debes pedir información para realizar tu compra.

 

3.  El tipo de software que tenga integrado

Muchas cámaras tienen integrado un software básico para la medición y captura de temperaturas. Pero también están disponibles otros más avanzados que son capaces de realizar análisis e informes inteligentes, lo cual dependerá de tus necesidades.

Estos software avanzados permiten que puedas ajustar la calidad de la imagen, así como mostrar los resultados en diferentes formas de imagen, combinar la luz visible con el infrarrojo y hasta elaborar análisis personalizados.

 

4.  Capacidad y tipo de almacenamiento

Las cámaras termográficas guardan las imágenes tomadas únicamente disponibles para el formato de su software. Pero, hay otras con distintos tipos de almacenamiento, en formato JPG con el análisis de temperatura completo.

Asimismo, cuentan con acceso al Wi-Fi o bluetooth para enviar las imágenes de una forma más rápida y práctica.

 

5.  El tamaño, maniobrabilidad y resistencia a caídas

Otro aspecto importante que debe tener tu cámara termográfica, en especial las portátiles, es un tamaño adecuado y práctico. Recuerda que se usarán en horas prolongadas y las cámaras pesadas afectarán el procedimiento de medición.

También la calidad del material y su robustez, piensa que los accidentes ocurren en cualquier momento y que puede caerse o golpearse, por lo que es importante su resistencia para el uso diario.

Conociendo las cámaras termográficas y sus características, ya sabes que es lo que tienes que considerar antes y durante tu compra. Pero, si requieres asesoría para la elección, instalación o soporte, puedes contactarnos y consultar a nuestros expertos de forma gratuita.

Nueva llamada a la acción

 

Entradas recientes