Blog AK Digital

Digitalización en la banca, ¿qué retos representa en tiempos de crisis?

Ante la inminente reinvención de los servicios bancarios, conoce cuáles son los grandes desafíos de la digitalización en la banca.

La pandemia del COVID-19, llegó para recordarnos que la innovación debería ser una constante en las organizaciones. Y, que la adopción de herramientas de tecnología digital apropiadas, pueden hacer la diferencia entre sobrevivir y no hacerlo.

Ante la inminente reinvención de los servicios bancarios, conoce cuáles son grandes desafíos de la digitalización de la banca. Desde, hacerle frente a la inadecuada madurez digital, hasta afrontar la presión ocasionada por mantener la seguridad de las transacciones. 

 

Personalizar la experiencia del cliente

No es lo mismo ofrecer servicios financieros digitales a una persona de 25 años que a una de 60. La forma cómo perciben y se relacionan con los bancos no es la misma.

Para personalizar la experiencia del cliente en entornos digitales, las instituciones financieras deben conocer a sus clientes, identificar sus características y necesidades, reconocer su disposición al cambio,  así como, la forma en la que gestionan el riesgo, etc.

El estudio 2019 Global Financial Services Consumer realizado por Accurate revela que, aproximadamente el 50% de los consumidores esperan que los proveedores financieros ofrezcan otras propuestas y, no solo los servicios financieros tradicionales.

Estas propuestas deben centrarse en las necesidades particulares de los clientes, ofrecerles un paquete completo. Por ejemplo, otorgarles opciones de financiamiento para la compra de un auto. 

 

Satisfacer la demanda de experiencias omnicanal

Para que los bancos compitan, necesitan convencer a sus clientes, que su nivel de servicio será excelente en todos los puntos de contacto. Para lograrlo, satisfacer la demanda omnicanal será determinante.

70% de los consumidores considera la experiencia omnicanal es extremadamente importante al seleccionar a su banco principal,  (Deloitte Review, 2019).

Los consumidores realizan operaciones bancarias por teléfono, en sucursales y en línea, todo está lleno de conveniencia y preferencia. Los clientes esperan resolver sus problemas cuando sea, donde sea y en el dispositivo que prefieran

 

Dificultad para capturar, gestionar y analizar la información

Al digitalizar los servicios, el volumen, complejidad, variedad, así como, la rapidez con la que se generan los datos, dificultan su captura, gestión y análisis. De poco sirve contar con una enorme cantidad de información si no se puede traducir en acciones estratégicas.

Para sacar el mayor provecho a los datos, deben ser visualizados y analizados intuitivamente por los usuarios finales, mediante reportes, herramientas de análisis y tableros de control.

 

Garantizar la seguridad de las transacciones

Hoy en día, los hackers tienen muchos recursos que pueden causar daño a los clientes, ya sea robo de identidad o compras fraudulentas, por lo que, es importante garantizar la seguridad de los servicios digitales.

52% de los usuarios depositarán más en una aplicación móvil si se ofrece una mayor seguridad de los datos, (Deloitte Review, 2019).

La biometría es una tecnología automatizada que se enfoca en identificar a un individuo en función de una característica fisiológica o conductual. Aprovecha el hecho de que estas características son distintas y únicas para todos, por lo que es muy difícil replicar o crear un fraude.

 

La integración de la tecnología debe estar respaldada por la cultura organizacional

Para que la banca se digitalice por completo, significa que tanto el sistema bancario como los empleados tendrán que sufrir un cambio cultural. Al integrar tecnología es de esperarse que la forma en las que el personal trabaja y se relaciona, se transforme.

Para muchas instituciones bancarias puede ser un enorme desafío, porque requiere adoptar cambios significativos en lo que ha existido durante mucho tiempo.

Lograrlo es un reto que involucra a toda la organización. Desde líderes con la capacidad de motivar al personal, hasta directivos con la capacidad de alinear los objetivos de la estrategia de negocios con un proyecto de transformación digital

 

Contar con personal calificado

Para afrontar la digitalización en la banca, es necesario contar con colaboradores capaces de desarrollarse en entornos digitales con éxito. Estas, son algunas de las habilidades que podrían hacer la diferencia entre lograrlo o no:

  • Habilidades blandas: En un proyecto de transformación digital, el pensamiento crítico, la innovación, creatividad, colaboración y, las formas de comunicar, son claves para afrontar los constantes cambios y riesgos que puede traer consigo el proceso. 
  • Habilitadores organizacionales: Este conjunto de habilidades permite a las personas conectar los alcances de las tecnologías digitales con objetivos comerciales de mayor relevancia.  
  • Habilidades digitales: Como la gestión de productos digitales, liderazgo digital, programación, análisis de datos, inteligencia artificial, aprendizaje automático, etc.

En tiempos de crisis, las instituciones financieras deben elaborar una respuesta estratégica a corto, mediano y largo plazo, mediante la adopción de los habilitadores e innovaciones de tecnología digital apropiadas, respaldados por modelos de entrega ágiles.

En AK Digital, podemos ayudarte a  superar los retos que representa la digitalización en la banca, no dudes en contactarnos y solicitar una consultoría gratuita.

Nueva llamada a la acción

 

Entradas recientes